|ENTREVISTA| Country Manager de Araya & Cía. Abogados Perú

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Entrevista

Para los exportadores es esencial tomar medidas preventivas

Sebastián Osman, Country Manager de Araya & Cía. Abogados Perú, recomienda a los empresarios, que tienen sus productos en tránsito o que los tendrán en el futuro, evitar riesgos de la COVID-19. 

La crisis desatada por el coronavirus hace urgente que el gobierno desarrolle las cadenas productivas de valor con mejores infraestructuras para el agro en todo el país para sacar provecho a la diversidad de climas. ¿Ve algunas señales de que esto esté sucediendo?

Desde el punto de vista de los exportadores de frutas, el COVID-19 ha traído varios problemas logísticos internos… campos trabajando a media marcha, disminución de mano de obra por miedo a la enfermedad, implementación de complicados protocolos sanitarios, retrasos en la cadena de suministros, entre otros.

Con base en lo anterior, lo que nos han expresado nuestros clientes exportadores es que sus principales problemas son de carácter logístico. El tema no es la inmediata necesitad de nueva infraestructura, es que la infraestructura con la que estaban trabajando antes del brote de la enfermedad no está pudiendo funcionar al 100%.

¿Qué tipo de resguardos legales deben adoptar las agroexportadoras en la actual coyuntura?

Para los exportadores, que ya tienen su fruta en tránsito a mercado de destino o que la tendrán en el futuro, es esencial tomar medidas preventivas que puedan protegerlos de posibles riesgos que nazcan en el proceso de comercialización de su mercadería. Dichas medidas pueden ser: (i) Contratar seguros de crédito que protejan contra las políticas implementadas por los países de destino –a esto se le llama Riesgo Político-; (ii) Contratar seguros de transporte y realizar surveys sobre la fruta en caso de retrasos de más de tres días por parte del transportista; (iii) Realizar Quality Controls de toda la mercadería en puerto de destino; (iv) Presentar claims a las navieras en caso de retrasos; (v) Mantener comunicación escrita con el recibidor en relación al proceso de recepción de la mercadería y precios del mercado;  y, siempre que sea posible, (vi) Firmar contratos con los importadores donde se establezcan las condiciones comerciales de manera clara.  

 Uno de los problemas que puede enfrentar un embarque es el retraso tanto en el zarpe como en el desembarco en China. ¿A qué alternativa se puede apelar frente a ese riesgo?

Esto depende si el exportador contrató o no un seguro de transporte. En caso de que no se haya contratado el seguro, el exportador solo puede presentar un claim a la transportista por dicho retraso. Pero, si el exportador contrató un seguro, entonces podrá optar entre presentar el claim al transportista o acudir al seguro para que indemnice por los daños generados por el retraso.

Ahora bien, hay algunos elementos que tenemos que tener presente: (i) Usualmente los transportistas o aseguradoras no responden por retrasos menores a tres días; (ii) Siempre se debe realizar un Quality Control de la mercadería a su arribo a puerto de destino pues este procedimiento ayuda a dejar constancia de su calidad y condición a la llegada; y, (iii) Usualmente los seguros requieren que se haga un survey –como un Quality Control más especializado- para que se comprueben los daños y determinar si procede o no la indemnización. 

 ¿En qué consiste la cláusula de pérdida de mercado que se puede invocar para los casos de retraso en la descarga?

La cláusula de pérdida de mercado se encuentra presente en algunas pólizas de seguros de transporte. Dicha cláusula señala que el seguro cubrirá las pérdidas del asegurado en caso de que, como consecuencia del retraso de la transportista, la mercadería llegue al mercado de destino cuando los precios son menores a aquellos que tenía el mercado en el momento en el que la mercadería debió haber llegado. En pocas palabras, lo que el seguro cubre es la pérdida ocasionada al asegurado por la reducción de valor en el mercado.

Ahora bien, hay algunos elementos que tenemos que tener presente, entre los que se encuentran: (i) No todas las pólizas cubren la pérdida de mercado; (ii) Generalmente solo se puede alegar retrasos mayores a 3 días; y, (iii) Puede ser difícil de ejecutar pues usualmente es el seguro quien determina si hubo una pérdida de mercado significativa o no. 

Puedes leer la entrevista completa aquí –> https://bit.ly/30RXm6B

 

Entrevista Agro

Para mayor información escríbenos a info@araya.pe, morellana@araya.pe o llamando al 270-7449.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *