Recuperación anticipada del IGV, ¿trámite sencillo?

La Ley N° 27360 “Ley que aprueba las Normas de Promoción del Sector Agrario”, durante los 18 años de su vigencia ha sufrido modificaciones, una de ellas es la relacionada con la recuperación anticipada del IGV. El estudio de abogados Araya & Cía. con sede en Perú nos brinda detalles al respecto.

La Ley N° 27360 tiene como beneficiarios tanto a las personas naturales o jurídicas que desarrollan cultivos y/o crianzas (con excepción de la industria forestal), así como aquellos que realizan actividad agroindustrial fuera de la provincia de Lima y de la provincia del Callao.

La norma en su redacción inicial contemplaba en su artículo 5°, contemplaba para los sujetos que se encontraran en su etapa preoperativa, el recuperar anticipadamente el impuesto general a las ventas (IGV) pagado por las adquisiciones de los bienes de capital, insumos, servicios y contratos de construcción; pero dicho artículo quedó derogado tácitamente por el Decreto Legislativo N° 973, que regula el “Régimen Especial de Recuperación Anticipada del Impuesto General a las Ventas”, aplicable a todas las personas naturales o jurídicas que desarrollen actividad gravada con el Impuesto a la Renta.

Cumplir los requisitos que establecen el Decreto Legislativo N° 973 y su Reglamento, suavizados por la Ley N° 30296 que estableció el Régimen Especial de Recuperación Anticipada del IGV, para la adquisición de bienes de capital, entre los que claramente se incluye a la maquinaria agroindustrial, (aplicable a contribuyentes con ingresos netos anuales de hasta 300 UIT) en nuestra opinión no resulta tarea sencilla, lo que se comprobará a continuación:

Primero: Los bienes de capital, entre los que se puede incluir la maquinaria industrial, deberán ser adquiridos durante la etapa preoperativa y ser empleados directamente por los beneficiarios en la ejecución del proyecto previsto en el contrato de inversión suscrito con el Estado Peruano.

Lógicamente deberán ser registrados de conformidad con lo establecido en el TUO de la Ley del Impuesto a la Renta y demás normas complementarias y tendrán que estar comprendidos en las subpartidas nacionales que corresponden a la Clasificación según Uso o Destino Económico (CUODE), según los códigos que se señalan en el Anexo 1 del Reglamento, y en la lista que se apruebe por Resolución Ministerial para cada Contrato de Inversión.

Segundo: Para acogerse al Régimen, las personas naturales o jurídicas deberán sustentar ante la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) el cumplimiento de los siguientes requisitos:
a) La realización de un proyecto, en nuestro caso en el sector agrario, que genere renta de tercera categoría;
b) Que el proyecto antes mencionado requiera de una etapa preproductiva igual o mayor a dos años, contados a partir de la fecha del inicio del cronograma de inversiones contenido en el Contrato de Inversión.

Tercero: Suscribir un contrato de inversión con ProInversión y el sector correspondiente, comprometiéndose a invertir no menos de 5 millones de dólares (sin incluir IGV). El monto de compromiso de inversión no es aplicable para el sector agrario.

Cuarto: El IGV que haya gravado la adquisición y/o importación del bien de capital, entre otros, no será inferior a dos UIT, vi- gente a la fecha de emisión del comprobante de pago o en la fecha que se solicita su despacho a consumo.

De tratarse de bienes importados se tomará en cuenta el IGV correspondiente al total de bienes incluidos en una misma subpartida nacional, consignados en una misma DUA. En el caso de adquisiciones locales, el IGV será determinado por el total de bienes consignados en un mismo comprobante de pago.

Quinto: La solicitud deberá indicar el Proyecto que constituye el objetivo principal del Contrato de Inversión, y estará acompañada de la siguiente documentación:

  • a) Cronograma de las inversiones requeridas para la ejecución del Proyecto que constituye el objetivo principal del Contrato de Inversión, con la indicación de las etapas, tramos o similares, de ser el caso.
  • b) Lista propuesta de bienes de capital, bienes intermedios, servicios y contratos de construcción aplicable por cada Contrato de Inversión.
    Copia del contrato sectorial o autorización del sector, de corresponder.
  • c) Certificado de Vigencia de Poder expedido por Registros Públicos, en el que se acredite la capacidad del representante de las personas jurídicas para suscribir el Contrato de Inversión.

Sexto: No procederá el Régimen cuando:

  • a) Los proyectos que se encuentren en etapas productivas.
  • b) La persona natural o jurídica que requiere acogerse al Régimen ya tenga la calidad de beneficiario por el proyecto por el cual se solicita el Régimen.
  • c) Cuando no se cumpla con los requisitos y condiciones establecidos por el Decreto Legislativo N° 973.

Como se puede apreciar la labor a efectuar por el equipo que acompañe al agricultor que desee acogerse al régimen es ardua, sin embargo la magnitud de las inversiones en maquinaria u otros bienes y la imposibilidad de recuperar el crédito fiscal en forma inmediata o hasta mediata, consideramos pesan más en la balanza.

Artículo elaborado por el abogado Claudio Salvatierra, gerente general del estudio Araya & Cía., y Valeria Domínguez Butrón, abogada tributarista.

Para más información puede comunicar- se al teléfono (51 1) 270 7449 o escribir al correo electrónico info@araya.pe